El alcalde Daniel Quintero Calle le encomendó al nuevo comandante de la Policía Metropolitana sostener las cifras de reducción de homicidios

El alcalde Daniel Quintero Calle le encomendó al nuevo comandante de la Policía Metropolitana sostener las cifras de reducción de homicidios
1200x350-2-1

El alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle, exaltó a la Policía Metropolitana por la reducción de los homicidios en más del 40 %, la más importante en la historia de la ciudad. Al mismo tiempo, dio la bienvenida oficial al Brigadier General Carlos Humberto Rojas, quien asumió públicamente y, ante los uniformados, la comandancia de la Policía Metropolitana, que hoy cuenta con unos 8.000 integrantes para los diez municipios del Valle de Aburrá.

“Muy bienvenido a esta misión, una de las más importantes que le puede brindar la patria a un ciudadano, en este caso haber sido designado con la sabiduría del General Sanabria y del Presidente de la República. Es un nombramiento de lujo que traerá mucha paz en nuestro territorio”, dijo el mandatario durante el evento, al que asistió el director de la Policía Nacional, Brigadier General Henry Armando Sanabria Cely.

Quintero Calle destacó los resultados y encomendó retos como la consolidación de la seguridad ciudadana y el compromiso por la paz total en todos los territorios de Medellín. “Yo arranco por donde debe arrancar uno cuando habla de seguridad y se habla de Medellín. Es recordar de dónde venimos. Medellín llegó a ser la ciudad más violenta del mundo. Cuesta creer que en un solo fin de semana se presentaban los homicidios que hoy ocurren en casi un año”, dijo el mandatario local.

En el evento fue condecorado el comandante de la Policía Metropolitana y quien hoy se desempeña como director de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, Brigadier General Javier J. Martín Gámez.

Por último, el alcalde invitó a la transparencia, a la motivación de los uniformados y al trabajo en el marco de la Estrategia Articulada Contra el Delito, que, en conjunto con la administración, ha unificado el trabajo de las autoridades en la lucha contra los delitos de alto impacto.

Como parte de esta estrategia, a la ciudad llegaron 110 nuevos uniformados que cumplirán diferentes funciones, particularmente contra fenómenos delictivos de alto impacto como el homicidio y el hurto y que son parte de los compromisos de la nueva comandancia de la unidad policial del Valle de Aburrá.