Uribismo planea campaña de desinformación para las próximas elecciones

Para nadie es un secreto que el Uribismo ha perdido prominencia en el país, caso que ha sido significativo incluso en su propia regiín: Antioquia, es por esto que en su cruzada para volver al poder político y las ventajas económicas corruptas que eso conlleva y que ha significado una ventaja para sus grupos de poder y sus empresas, quiere usar las mismas estrategias que ha usado históricamente en los procesos electorales. La política del miedo y la rabia retoma sus baterías. Es evidente.

Denuncias por corrupción, sin fundamento alguno y basadas en presunciones y suposiciones son ampliamente difundidas. En ello, no importa que la denuncia no signifique condena o tan siquiera proceso. Es importante para el uribismo maximizar las denuncias para implantar la idea de hay corrupción, así sea una mentira.

Uno de los ejemplos de este “modus operandi” son las constantes incursiones en redes sociales por parte del grupo de la revocatoria y algunos quemados en las elecciones anteriores. Margarita Restrepo, está constantemente intentando implantar una idea de que la ciudad está devastada por las basuras, a pesar de que esa situación no le importó en lo más mínimo en el pasado.

Otro ejemplo del uso de esa estrategia son las intervenciones en redes sociales por parte de los integrantes de la fallida revocatoria, quienes pretenden mostrarse como los salvadores, a pesar de que nunca han hecho nada por la ciudad sino que se han dedicado a engordar sus negocios y luego esconderlos.

El señor alias “El Gury”, enumera una serie de situaciones, algunas de ellas prediciendo el futuro, sin ningún tipo de sustento fáctico o técnico. Es decir, el uso de afirmaciones sin sustento, que les ha sido efectivo en el pasado, pretenden repetirlo, pues les ha sido funcional.

El tema de las basuras se está convirtiendo en otro caballito de batalla. En ello se ha basado el ataque a la inteligencia de los paisas en los últimos días, atizando una inconformidad con un tema en el que fueron determinantes algunos de los concejales que hoy se rasgan las vestiduras y hasta el mismo gobernador Anibal Gaviria que prefirió darle el negocio al GEA, a través de Bancolombia, que fortalecer la empresa pública hoy en problemas mediáticos que desconocen los esfuerzos.

En conclusión, sacar la rabia de la gente, usando su sensibilidad como estrategia de campaña, usar el miedo como caballito, les funcionó una vez. ¿Volverá a pasar?

Le puede interesar también: Gustavo Petro se reunirá con Nicolás Maduro en septiembre

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.