Uribismo en Antioquia continua su declive

A un lado quedaron las fotografías de la presunta unidad del uribismo en torno a lo que ellos han llamado “el cuidado de Medellín”, que no es otra cosa que el cuidado de los intereses económicos de los que siempre habían ostentado el poder político y las finanzas de la segunda ciudad más grande del país.

La aprobación de las vigencias futuras para la adecuación de la infraestructura escolar era una medida que se debía tomar de manera urgente y por ello, el pleno del Concejo tuvo que aprobar el proyecto con una arrolladora votación unánime de 21 votos a favor de la iniciativa.

Sin embargo, esta decisión no le gustó al grupo del uribismo “duro” que impulsó la fallida revocatoria, y que se fueron con toda la batería en contra de los concejales, hasta el punto en que algunos de ellos han tenido que salir a dar explicaciones que para sus ex amigos, no son suficientes, pues se trataría de un respaldo a Quintero.

El descontento uribista con los uribistas en el Concejo fue tal que hasta insultos iban y venían en los grupos creados para la revocatoria, muchos de esos insultos se hicieron públicos en las redes sociales de personas que usan descalificativos y groserías en contra de sus detractores como en el caso de Andrés, alias “El Gury” Rodríguez.

Tal parecer que con este nuevo enfrentamiento, se ven muy lejos las aspiraciones de unidad de la extrema derecha de cara a las elecciones de 2023 que podrían ser una derrota definitiva para los que hasta el momento se han hecho llamar “la clase dirigente”.

Le puede interesar también: Llegan los Taxis eléctricos a Medellín

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.