Las megaobras con las que el distrito busca solucionar los problemas de movilidad en Bogotá 

Uno de los grandes problemas que enfrenta Bogotá es la movilidad. Según el último estudio de Traffic Index, los habitantes de la capital colombiana sumaron a sus recorridos habituales 126 horas en congestiones viales durante el 2021, siendo esto un 55% más del tiempo normalmente recorrido. Y es que, actualmente, la ciudad cuenta con 2.6 millones de automóviles y más de 500 mil motocicletas. Por lo tanto, constantemente, está saturada en temas de movilidad.

En vista de lo anterior, el distrito está buscando, por medio de obras innovadoras para el transporte público, incentivar el uso de este como una solución a la congestión vial que se vive a diario. Puesto que, la poca satisfacción de los ciudadanos con las opciones que funcionan en la ciudad solamente ha ocasionado un aumentado en la compra de vehículos.

Así las cosas, con tres megaobras, el distrito pretende cambiar la cara de la movilidad en Bogotá:

  • La primera línea del Metro de Bogotá: Con una inversión de 14 billones de pesos, es el proyecto en temas de movilidad más ambicioso en la historia de la ciudad. De momento su patio de cementos tiene avances del 20%.  Dentro de las particularidades de este primer tramo del metro, nos encontramos con que podrá recorrer 24 kilómetros en 27 minutos y en cada hora sentido serán transportadas cerca de 72.000 personas.
  • Regiotram de Occidente: Un tren que unirá a Bogotá con los municipios de Mosquera, Madrid, Funza y Facatativá. Para esta obra se invertirán 3.7 billones de pesos y tendrá una extensión de 40 kilómetros, el cual se espera tarde únicamente 50 minutos. Las obras del Regiotram darán inicio en octubre del presente año.
  • Transmilenio por la Avenida 68: Esta obra es la más adelanta de las tres, pues ya cuentan con un avance del 10%. Esta nueva troncal contará con 21 estaciones, ocho deprimidos, siete puentes vehiculares, 13 puentes peatonales y 542 mil metros cuadrados de nuevo espacio público.

Por su parte, el ingeniero Nicolás Rincón, profesor de la Universidad Javeriana, ve con buenos ojos este tipo de iniciativas. Ya que, según comento el académico, una ciudad de 8 millones de habitantes como Bogotá, necesita un transporte público de calidad que motive a las personas para hacer uso de él y desincentive el uso del carro particular. No obstante, hizo un llamado a la paciencia porque las decisiones en temas de infraestructura pueden tomar décadas.  

Le puede interesar también: Los tres megaproyectos de movilidad que Claudia López dejara en etapa de ejecución

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.