LA CAMPAÑA YA TERMINÓ

Desde mediados del segundo semestre de 2021 comenzó a gestarse la contienda electoral por ver quien sería el próximo presidente de Colombia, mientras los políticos generaban alianzas, buscaban acuerdos y comenzaban a gestar el germen de lo que este año sería la campaña más mediática e intensa de la que se tenga registro, los posibles votantes estaban bastante confundidos pues como cada cuatro años junto a caras conocidas, se veían a nuevos y controversiales personajes. Eso sí, los prejuicios no tardaron en aparecer y la especulación estaba al orden del día.

Conforme los candidatos consolidaban y soltaban lazos entre ellos, en la población civil se comenzó a vivir un pesado aire de sectorización, pues aunque había quien buscaba el dialogo sano y «deportivo», era común escuchar historias de familiares que se pelearon por su político de preferencia, en redes sociales comenzaron a circular fake news para tratar de ensuciar a según que candidatos, no obstante más preocupante eran los ataques a la privacidad dónde mientras que uno de los candidatos acusaba de que se le estaba espiando a través de un balastro de energía y nunca enseñó más pruebas y cierto medio hacia eco con bombo y platillo de esta noticia, al candidato que acusaban del acto de espionaje en efecto se le espío y se publicaron dichas grabaciones pero no tuvo la oportunidad de reclamar por ello.

Pero entre todo lo más preocupante fue la actitud de los votantes, que en su mayoría radicalizados comenzaron a cortar lazos con sus pares, compartiendo memes de dudosa procedencia y tomando cualquier titular sensacionalista para desprestigiar a un candidato frente a sus hijos y/o sobrinos, los debates a parte de ser un constante confluir de memes eran fuente de malestar pues eran el espacio para que votantes y candidatos se sacaran los trapos sucios, unos en estudio y otros en sus casas… cuando llegamos al final de la primera vuelta todos los ánimos estaban por los suelos y se vivía un estado de agotamiento de cara a la segunda vuelta, cuyo mes y medio de distancia fue suficiente para que los votantes hayan sido calificados de: «guerrilleros » «ladrones» «paracos» «ignorantes» y demás por parte de sus semejantes.

A poco más de un mes del fin de la segunda vuelta poco ha cambiado, mientras los políticos hacen treguas, se habla de perdón social y un gran acuerdo nacional, los votantes y los que no votaron siguen compartiendo memes agresivos, haciendo venias a su candidato y peleando con sus familias por política.

Le puede interesar también: PREGUNTICAS PENDEJAS. POR ESTEBAN CARLOS MEJÍA

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.