El centro democrático se desbarata y sus concejales se lanzaran a través de firmas

El concejal del uribismo, Simón Molina, renunciará a su curul en el concejo para lanzarse a la alcaldía de Medellín en el año 2023. Esta información habría generado otra rencilla al interior del Centro Democrático, pues la corriente de Luis Alfredo Ramos también estaría buscando posicionar un candidato para las elecciones regionales.

De acuerdo con lo que se ha sabido, Molina pretendía unir al fiquismo con el uribismo para tener el apoyo de estos dos en su candidatura. Lo anterior no fue posible porque Ramos pretende continuar siendo el poder más prominente al interior del uribismo en Antioquia.

En vista de lo anterior, Molina dejará su lugar en el concejo y recogerá firmas para inscribir su candidatura por la alcaldía de Medellín. Esta polémica se suma a las denuncias realizadas esta semana por Paulina Aguinaga, Lina García y Natalí Vélez, quienes continúan siendo censuradas por el Centro Democrático.

Vale la pena recordar que, el Consejo Nacional Electoral falló en favor de estas tres concejales y solicito al partido que les respetara sus derechos políticos.

Le puede interesar también: Concejales en Medellín se oponen a la venta de acciones en UNE

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.