Carlos Matos fue trasladado por el Inpec a un centro carcelario por problemas de salud

El Inpec (Instituto Penitenciario y Carcelario), mediante una orden, trasladó nuevamente al empresario Carlos Mattos Barreros nuevamente de cárcel.

Lo anterior tiene que ver con un oficio del Instituto de Medicina Legal que señalan que el involucrado en el Caso Hyundai, tiene problemas de salud, entre los que se destaca hipertensión y diabetes, entre otros, que aumentan su sintomatología por el clima frío.

Los abogados de Carlos Mattos señalaban que contaba con arraigo en Atlántico y que por los hecho que se le han acusado no amerita detención de máxima seguridad.

El empresario Carlos Mattos Barrera, que se encontraba en la cárcel de máxima seguridad en Cómbita en el departamento de Boyacá; ahora estará en Barranquilla, más exactamente en la cárcel El Bosque.

En este mismo centro penitenciario se encuentra el empresario Emilio Tapia, uno de los involucrados en el Carrusel de la Contratación en Bogotá y en la pérdida de más de 70.000 millones de pesos en el caso del MinTic con Centros Poblados, una iniciativa que buscaba llevar internet a las zonas rurales donde es difícil el acceso.

Cabe destacar que Carlos Mattos tiene pendiente la emisión de 2 nuevas condenas en su contra por el caso Hyundai y a pesar de ello, su defensa ha presentado varias queja por no recibir atención médica de manera oportuna dado sus problemas de salud, antes expuestos y que lo llevó a un nuevo centro penitenciario.

Una de las cosas más cuestionables de los permisos que se le dan para que vaya al médico, es que Mattos aprovechaba para ir a una oficina en el norte de Bogotá para atender asuntos personales, reunirse con sus abogados y colaboradores.

El escándalo le costó la “cabeza” al exdirector de la Cárcel La Picota en la capital del país, el coronel (r) José Valencia Ladrón, a tres colaboradores más, a estos dragoneantes la procuraduría los requirió para un juicio disciplinario.

El exministro de Justicia, Wilson Ruiz, firmó la documentación que llevó a Mattos el pasado 2 de marzo a la prisión de máxima seguridad en Cómbita en el departamento de Boyacá y ordenó medidas adicionales para que se dejaran de presentar los hechos que sucedieron en La Picota en Bogotá.

Cabe señalar que Emilio Tapia, quien fue llevado a la cárcel Picaleña de Ibagué, la defensa con un acción judicial logró ganar una acción de tutela y se al Inpec su traslado a la cárcel Bosque de Barranquilla.

Los alegatos por los cuales se presentó la tutela trataban de defender los derechos de Emilio Tapia a “la unidad familiar, interés superior del menor, igualdad y dignidad humana”.

En un documento de 14 páginas se sustentó que el Inpec no justificó el traslado de Emilio Tapia a la cárcel de La Picota en Bogotá hasta la de Picaleña en el Tolima, pues la determinación se tomó por las salidas irregulares que había recibido su compañero de patio, Carlos Mattos.

Le puede interesar también: Petro realiza su primer viaje oficial al extranjero, destino a Perú a la CAN

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.