Así se ha ejecutado la campaña de desprestigio en contra de Daniel Quintero

Desde mucho tiempo antes de posesionarse, el uribismo y la clase política tradicional de Medellín, adelantaban una estrategia para entorpecer el gobierno de Daniel Quintero. Aunque el mandatario había logrado resistir cada una de las bajezas en su contra, faltando unas pocas semanas para las elecciones presidenciales del 29 de mayo, la procuradora Margarita Cabello, tomo la decisión de suspender al alcalde de Quintero, por supuesta participación indebida en política.

Para los analistas políticos, la decisión de Cabello sería la estocada final de un plan que se viene gestando incluso antes de su posesión. Así como, una vendetta por el fallido plan de la revocatoria que se cayó en el Consejo Nacional Electoral por irregularidades en el proceso como anulación de firmas, triangulación de recursos y violación de los topes de financiación permitidos por la ley.

Por otro lado, Quintero también ha enfrentado una fuerte campaña de desprestigio en redes y medios de comunicación, debido a la supuesta mala situación económica de sitios icónicos de la capital antioqueña, como el Jardín Botánico, del cual se llegó a afirmar que estaba en crisis. Según informo el medio de comunicación NT24, tal crisis jamás existió.

Algunos medios de comunicación también han sido cómplices de la guerra contra Quintero, este sería el caso del periódico El Colombiano. De acuerdo con una investigación realizada por NT24. El colombiano, los últimos tres meses, hizo un total de 400 noticias relacionadas con el alcalde, siendo un 90% de ellas críticas directas. Tras una renuncia en contra de ese medio, el Juzgado Veintiocho Administrativo de Medellín ordeno a El Colombiano, rectificar uno de sus titulares.

Por último y no menos importante, el alcalde electo también ha tenido que lidiar con los ataques constantes por parte del uribismo y su líder, el expresidente Álvaro Uribe Vélez. Este grupo político, prácticamente le ha declarado la guerra y no pierden oportunidad para arremeter en contra de Quintero con críticas sin sustento alguno en sus redes sociales.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.