Aníbal Gaviria sigue hundiéndose en el caso HidroItuango

La Fiscalía General de la Nación llegó a la Alcaldía de Medellín el pasado lunes, exigiendo las actas de todas las reuniones realizadas por los ex alcaldes Alonso Salazar y Aníbal Gaviria, actual gobernador.

De acuerdo a los datos preliminares de lo sucedido, la diligencia está dirigida a revisar las actas de reuniones que tuvieron que ver con el desarrollo del proyecto Hidroituango que esa entidad investiga por delitos de corrupción en los que los ex mandatarios locales estarían inmersos.

La fiscalía sigue recogiendo pruebas acerca de la participación de Salazar y Gaviria en varios delitos de corrupción como la firma de contratos sin cumplimiento de requisitos legales y posible desviación de recursos hacia las empresas del GEA que se encargaron de la construcción de la hidroeléctrica.

Hay que recordar que la Fiscalía imputó a Alonso Salazar, uno de los más críticos contra Daniel Quintero, y que ahora resulta siendo el acusado por los delitos que pretenden imputarle a Quintero.

La Fiscalía ya había anunciado que se podrían presentar otras decisiones relacionadas con los daños ambientales producidos por el proyecto que habría adelantado la desviación del Río Cauca sin las debidas licencias ambientales y produciendo una grave afectación al ecosistema.

Le puede interesar también: Concejo de Medellín habría incurrido en detrimento de patrimonio

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.