Heroico conductor de bus cargó pasajera en vendaval

El Sistema Integrado de Transporte Público (Sitp) de Bogotá vive constantemente hechos extraños, algunos negativos y otros típicos. En las últimas horas, un acto de bondad de un conductor decidió desviar a sus pasajeros a otro bus en medio de un gran charco luego de quedar atorado en la vía en Bogotá. Con ese fin, el chico guapo se quita los zapatos, los calcetines, se arremanga los pantalones y ayuda a los usuarios a evitar que se mojen los pies haciéndolo por ellos.

El accidente ocurrió mientras el autobús circulaba por la avenida Carrera 68, entre la calle 13 y la avenida Las Américas. En horas de la tarde, un vehículo articulado encalló en medio de una calle inundada por fuertes lluvias en Bogotá. Los conductores que podían esperar a que los pasajeros se bajaran decidieron idear una solución para ayudar a los usuarios. Como el autobús no podía llegar a zonas secas, los conductores se quitaron los zapatos y metieron los pies en agua potencialmente contaminada. Primero, decidió mover la pesada valla naranja que separa los carriles para bicicletas, dirigiendo a los viajeros a las calles que no estaban inundadas. Posteriormente, cuando llegó el vehículo articulado para completar el recorrido y llevar a los vecinos a su destino, el Paragon decidió posicionarse entre los dos vehículos para ayudar a cada usuario a pasar para que no se mojaran y se cayesen. La manera que tiene el gerente de lograr que los residentes se muevan rápidamente sin mojarse.

Le puede interesar también: Caso de intolerancia contra comunidad LGBTIQ+ en el Transmilenio

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.