Después de seis décadas, vía alterna al llano se convertirá en una realidad 

Durante al menos seis décadas, se ha hablado de una solución para reducir más de tres horas y 150 kilómetros de la conexión entre Bogotá y la Orinoquía. Tal parece que lo anterior por fin se convertirá en una realidad, pues fue otorgada una licencia ambiental para un proyecto que pretende unir estas dos regiones.

El proyecto en cuestión, viene de tiempo atrás, aunque no había podido ser ejecutado completamente porque en un tramo de la vía hay pendientes de 32 grados, en las que cierto tipo de vehículos no pueden transitar. Razón por la cual, la gobernación de Cundinamarca presento una propuesta para atravesar un cerro y conectar un tramo que ya existe con alguna vía que vaya hacia los llanos.

En este contexto, fue solicitada una licencia ambiental ante la Corporación Autónoma Regional del Guavio (Corpoguavio), para iniciar los trabajos. Finalmente, esta fue otorgada el pasado 27 de mayo. Así las cosas, con la inversión de 15 mil millones que se realizara, serán construidos 1.8 kilómetros de carretera y se adecuarán otros 0.8 del tramo que ya existe.

La ruta, que se tiene prevista para la vía alterna, comenzará en Bogotá con dirección hacia el municipio de Guasca, luego conducirá hasta Ubalá para llegar a Mambita. Posteriormente, la ruta se encontrará con el municipio de Medina, conocido como “la puerta al llano”.

Le puede interesar también: Tener más armas en las calles no garantiza mayor seguridad

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.