Cristianos se manifiestan en el Dorado por cambio de su oratorio

Las instalaciones del Aeropuerto Internacional El Dorado fueron el escenario de una manifestación este sábado 3 de septiembre. Los manifestantes son personas que profesan la fe católica y sienten descontento ante la decisión de Opain, consorcio encargado de administrar, modernizar, expandir, operar, mantener y comercializar en el terminal aéreo, de abrir el oratorio para que personas de todos los credos tengan un espacio de reflexión y oración.

La decisión del contratista fue comunicada el pasado 26 de agosto y su propósito es “ofrecer un mejor servicio que incluya a todos los viajeros y comunidad aeroportuaria”. Además, informaron que el párroco “seguirá celebrando la eucaristía de la fe católica, como es costumbre, a las 11:00 a. m., todos los días. Las adecuaciones del oratorio de la Terminal 1 avanzan rápidamente y pronto estará nuevamente abierto al público como un espacio que acoge la diversidad religiosa acorde con el respeto de los derechos humanos fundamentales”, indicó Opain.

Además, el operador anotó que en el Puente Aéreo —también conocido como T2—, que solo sirve a destinos en el territorio nacional, el oratorio seguirá siendo una capilla para uso exclusivamente católico y conservará los iconos representativos de esa religión, aunque en El Dorado sí fueron retirados.

La promesa de seguir celebrando misas en el oratorio de El Dorado a determinada hora no mermó la molestia de quienes consideran que Colombia es un país de católicos y el espacio para orar debería ser exclusivo para ellos —en contravía con lo dicho por el artículo 19 de la Constitución Política de 1991—. Por ello, al mediodía del sábado se dieron cita frente al monumento de los Reyes Católicos, en la Avenida 26 con carrera 99, y se desplazaron a pie hasta el terminal aéreo con instrumentos musicales y banderas alusivas al catolicismo y la Virgen María.

A través de las redes sociales, algunas personas cuestionaron que esta protesta se llevara a cabo en un fin de semana, con bloqueo de vías supuestamente críticas, vehículos estorbosamente parqueados y sin intervención del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía. “¿Y dónde está la fuerza pública para sacar esa gente? ¿No que el Aeropuerto es infraestructura crítica y de la Boyacá no se podía pasar?”, aseguró el usuario @diegofaustovs.

Una vez adentro, ya que no hay restricciones de ingreso al aeropuerto internacional —porque desde la llegada de la pandemia y hasta hace unos meses solo los viajeros con tiquete en mano podían ingresar—, el significativo grupo de católicos desbloqueó la vía y comenzó a rezar rosarios frente a la puerta del oratorio.

Le puede interesar también: Banda de motoladrones desatada en Bogotá

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.