A través de incentivos, la alcaldía de Bogotá busca fortalecer el empleo para poblaciones vulnerables

El distrito estima que por cada 100.000 habitantes de Bogotá, cerca de 6.400 personas con discapacidad son «vulnerables» y tienen dificultades para encontrar trabajo. De acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Económico, la capital de la república cuenta con grupos como víctimas de conflictos armados, personas transgénero, mujeres cabeza de familia, desplazados y otros colectivos que integran casi dos decenas de comunidades. Por eso, la alcaldía busca estrategias para facilitar que estos vecinos encuentren trabajo, un programa llamado Beneficios por Contratación Inclusiva (BeCI) que tiene como objetivo incentivar a las empresas a contratar a estos colectivos.

El programa Workforce Recruitment Benefit, que tiene como objetivo abordar las disparidades en el empleo, se denomina Beneficio de Empleo Inclusivo (BeCI) y otras disposiciones que brindan una serie de beneficios a las empresas que deciden contratar personas de comunidades desfavorecidas. El concepto de distrito es el mismo que el de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que estima que hay más de 1.000 millones de personas con discapacidad en el mundo; incluso si están trabajando activamente, en realidad tienen barreras para el empleo.

En su decreto señalaron que si bien la prioridad era generar e incluir empleos para jóvenes, aseguraron que la tasa de desempleo de la población bogotana mayor de 50 años superaba el 56,9 por ciento; además, quienes buscaron su primera oferta de trabajo tardaron alrededor de 81 semanas. para obtenerlo (datos de la Gran Encuesta General de Hogares (GEIH) elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (DANE). Otro problema es que el 52% de las personas desempleadas dice haber sufrido violencia de género, frente al 43% de las mujeres ocupadas.

Con respecto a las personas con discapacidades, el distrito escolar deberá:

“La desocupación fue de 21,5% en el primer trimestre de 2022, una diferencia de 6,9 ​​puntos porcentuales. Esta es superior a la tasa de desocupación general de la ciudad (GEIH – DANE 2022). De este grupo vulnerable, víctimas del conflicto armado, aproximadamente el 56% vive en hogares pobres por debajo de la línea de pobreza de facto, y el 39% se encuentra económicamente inactivo.

El grupo racial muestra que el 22,3% está desempleado, el 49% de la comunidad LGBTI (especialmente las personas transgénero) no tiene ningún tipo de educación y el 75% se siente discriminado por su condición u orientación. Por todo lo anterior, el distrito está tratando de abordar esta brecha laboral a través del Beneficio por la Contratación Inclusiva (BeCI), que es un instrumento que promueve el empleo de estos vecinos, especialmente para las empresas oficiales de la ciudad, por lo que trabajo para en menos 6 meses. , para asegurar que el salario no sea inferior al salario mínimo mensual establecido por la ley.

Le puede interesar también: En Bogotá capturan a los 6 policias que habrían colaborado a ingresar droga a fontibon

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.